• Altura de 2700 a 3300 msnm.
• Amplitud térmica.
• Precipitaciones menores a 100 mm.
• Flora:
Stipa chrysophyla, Artemisia mendozana var. Paramillonensis, Ephedra andina.
• Fauna:
.
• Aves:
Cóndor, Halcón Peregrino, Negrillo, Gaucho, entre otras.

Villavicencio se caracteriza por presentar dos especies de floración, una de flores amarillas, la retama europea (Sparthium junnceun) y la otra de flores rosas, la rosa mosqueta (Rosa sicula), la cual ha pasado a ocupar quebradas de umbría y ha llegado hasta los 2.600 metros sobre el nivel del mar. Ambas especies han sido introducidas por el ser humano con finalidades ornamentales y paisajísticas. En el caso de la rosa mosqueta se ha convertido en una especie invasora, que al decir de la ecología, sería una especie exótica (ajena al lugar) que le trae inconvenientes a las especies autóctonas (propias del lugar), en este caso por competencia en la ocupación del suelo, la rosa mosqueta le “va ganando terreno” a las especies autóctonas.
 
 
Entre los mamíferos podemos citar representantes de distintas especies:

• Felinos: gato montés (Oncifelis geoffroyi),
• Mamíferos omnívoros: zorro gris y colorado (Pseudalopex griseus y P. culpaeu).
• Mamíferos: guanaco (Lama guanico), murciélago común (Myotis levis)

Guanaco (Lama guanico): es un mamífero y forma parte del grupo de camélidos que junto a la alpaca, la llama y la vicuña, habitan en América del Sur. De todos ellos el guanaco es el que tiene una distribución más amplia ya que podemos encontrarlo desde el Norte del Perú hasta el Sur Argentino y desde el sur de la provincia de Buenos Aires hasta la Patagonia. Posee extraordinarias adaptaciones físicas y fisiológicas que le permiten vivir en condiciones adversas, como aridez extrema y cambios de temperatura abruptos. Alcanza una altura de 1,70 metros y un peso de 70 kg. Es un herbívoro rumiante que se alimenta de los pastos duros existentes en las zonas áridas, también puede comer “zampa” que es un arbusto característico de suelos salinos, y otras plantas. Su dieta varía estacionalmente de acuerdo a la oferta de alimento del ambiente, es decir que su alimentación depende de la oferta forrajera de cada una de las estaciones del año. Sus principales actividades las realiza de día, descansando por las noches en lugares protegi dos del viento y los depredadores.
Una de las principales adaptaciones para proteger el ambiente es la de cortar los pastos sin dañar las raíces, se alimenta dejando las raíces, de esta manera, las plantas pueden rebrotar y no se ve afectada la cobertura vegetal, encargada de retener el suelo y protegerlo de la erosión eólica. Otro tipo de animales introducidos por el hombre, como las cabras y vacas, arrancan las plantas de raíz lo que desencadena problemas de voladura de suelos.
Otra adaptación interesante son las almohadillas suaves de sus patas, de esa manera no daña la frágil vegetación de las zonas áridas; como si lo hacen las vacas, cabras y caballos que con sus pezuñas pisotean el suelo y lastiman la vegetación.
Los guanacos viven en grupos llamadas “tropillas”, formadas por un macho dominante, al que se lo conoce como el “relincho”, junto a varias hembras con o sin crías y machos juveniles. Pueden formarse grupos sólo de machos seniles (viejos) y juveniles que han sido expulsados de otros grupos. Las crías de guanaco se conocen como “chulengos”. Cuando estos llegan a la adultez enfrentan al líder del grupo o abandonan la manada en busca de su propio harén.
Pueden observarse grupos mixtos de guanacos y ñandúes (Rhea americana), ya que los ñandúes se benefician con los “bosteaderos”, que son los lugares donde los guanacos defecan y marcan su territorio porque allí abundan los insectos coprófagos (que comen excrementos) que sirven de alimento a las crías de ñandú. En estas manadas mixtas, los ñandúes son los primeros en percibir el peligro y dan la alarma al resto beneficiando a los guanacos para iniciar la huída. Se crea así una interacción benéfica de cooperación mutua conocida en ecología como protocooperación.

Puma (Felis concolor):
es un mamífero del grupo de los felinos, es carnívoro y el mayor depredador natural presente en la zona. Podemos encontrarlo en diversos ambientes, desde las montañas elevadas hasta las llanuras del resto de Argentina, tanto en regiones áridas como en selvas. Esta especie circula permanentemente a lo largo y a lo ancho de la Reserva Natural Villavicencio.
 
 
Entre la amplia variedad de aves se destacan:

• Cóndor (Vultur gryphus): considerado por los incas como el “Mensajero de los Dioses”, es el ave más grande del mundo, ya que puede llegar a medir hasta 3 metros al estirar las alas. Habita las alturas aunque ocasionalmente baja a las costas marítimas. Se adapta al clima frío y seco, con nieve o granizo. Es un eximio volador, vuela alto y planea, alternando con aleteos. Su avistaje es común en Pampa Canota y en la Cruz de Paramillo.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
     
 
 
 
 
 
Ruta Provincial N° 52, Km. 16,5,
Las Heras, Mendoza, Argentina.
Tel: 00 54 0261 4992004 al 8
 
 
Educación e Investigación
educacion.ambiental@danone.com
Turismo
turismo.villavicencio@danone.com
Parador Villavicencio
parador.villavicencio@danone.com
 
 
 
 

Danone
Agua Mineral Villavicencio
Vida Silvestre
Red Arg de Reservas Naturales Privadas
H4H