El agua mineral Villavicencio nace en un lugar único

El tesoro más preciado de la Reserva Natural Villavicencio se encuentra en el interior de las montañas andinas. El agua mineral Villavicencio nace en un lugar único, donde la naturaleza conjuga todos los elementos que dan vida a un agua termal de características únicas y gran pureza, y donde la mano del hombre se hace presente para protegerla.
El agua cae a la superficie de la tierra en forma de lluvia o nieve, por acción de la gravedad se infiltra desde los picos nevados de los Andes al corazón de la montaña. Llega en su recorrido a grandes profundidades, donde las rocas le aportan sus minerales. Luego surge a la superficie en forma de manantial, a 1750 metros sobre el nivel del mar, haciéndola excepcionalmente pura y natural. Con cada gota de lluvia y cada copo de nieve que cae sobre las cumbres y penetra en el interior de las montañas, comienza un milagro de la naturaleza: el del Agua Mineral Natural de Manantial Villavicencio.
Protegida desde su origen, se caracteriza por ser cristalina, brillante, de expresión sutil y delicada, destacándose por su cuerpo definido y su equilibrio único de minerales esenciales que hidratan y nutren profundamente cada una de las células del cuerpo, brindando salud y vitalidad. De concepción pura, es creada límpida y virtuosa por la propia naturaleza y preservada desde su origen, lo que garantiza su protección e integridad. De esta manera llega a cada persona manteniendo intactas sus características únicas.

 
 
El agua es un componente principal del cuerpo humano

El cuerpo humano es 70% agua y hay minerales que son esenciales para el buen funcionamiento del organismo. El agua es fundamental para la vida de todos los seres vivos. En el caso de los seres humanos, el agua es un componente principal del organismo y la sustancia natural más importante para que las personas podamos gozar de buena salud.
La montaña le aporta al agua Villavicencio los minerales esenciales que atesora en su interior. Villavicencio es el agua pura y natural de montaña, que llega a cada célula del cuerpo nutriéndolo y aportándole el equilibrio único de minerales.
El agua sirve para mantener la hidratación del organismo, por eso, al hidratarnos prevenimos enfermedades cardiovasculares y promovemos la salud ósea y oral. Además de hidratar, el agua provee de minerales esenciales al cuerpo humano, sustancias que el organismo no puede producir por sí mismo y forman parte fundamental de los tejidos vivientes, cumpliendo diversas funciones irreemplazables para la vida, por eso, es importante ingerirlos diariamente.

El Agua Mineral Villavicencio proporciona estos minerales:
• Sodio: sus principales funciones, junto al potasio, son regular el volumen de líquidos del cuerpo y transmitir impulsos nerviosos. También participa en la absorción de nutrientes por las células y contribuye al proceso digestivo. El sodio se encuentra generalmente en pequeñas cantidades en la mayoría de los alimentos. Es un componente esencial de las frutas, verduras y otros alimentos elaborados que ingerimos diariamente, generalmente asociados a la sal.
• Flúor: es obligatoriamente necesario para el cuerpo humano. Evita las caries ya que endurece el esmalte dental y en cierta medida ayuda a solidificar los huesos. El Flúor presente en el agua es el más fácil de asimilar.
• Calcio: es esencial a la hora de formar huesos fuertes, tejidos y dientes. También interviene en las formaciones biológicas y tiene diversos efectos benéficos sobre la salud. Actúa como mediador intercelular cumpliendo una función de segundo mensajero. Contribuye a reducir la osteoporosis y la hipertensión arterial. La mayor esperanza de vida y el sedentarismo son indicadores de que, en la actualidad, debe consumirse más calcio para sostener una masa ósea más saludable.
• Magnesio: Participa activamente en el metabolismo celular, en la producción de energía, la respiración celular y en la contracción y relajación de los músculos. Ayuda a tener huesos sanos y contribuye también a reducir la hipertensión arterial y las enfermedades cardiovasculares.
 
 
 
La temperatura diferente del agua

En su recorrido, hacia las profundidades primero y hacia la superficie después, el agua adquiere naturalmente una temperatura diferente a la media normal del ambiente, por esto se la califica como termal.
Las fuentes termales de Villavicencio ya eran conocidas, desde épocas coloniales, por los viajeros que iban rumbo a Chile por el antiguo camino de Uspallata, quienes tenían costumbre de tomar un descanso en el camino, pernoctar y bañarse en sus termas, según atestiguan documentos de la Comisión Nacional de Climatología y Aguas Minerales y Dirección General de Minas, Geología e Hidrología que datan de 1938.
En 1910, se sientan las bases para la industrialización de las termas como medicinales, con la participación de la Dirección de Minas, Geología e Hidrología. El agua mineral se envasaba en damajuanas que eran transportadas en carro desde donde hoy se encuentra la planta de Danone hasta la ciudad de Mendoza. Más tarde se generó una infraestructura de cañerías para su envasado.

 
 
 
 
 
 
 
 
     
 
 
 
 
 
Ruta Provincial N° 52, Km. 16,5,
Las Heras, Mendoza, Argentina.
Tel: 00 54 0261 4992004 al 8
 
 
Educación e Investigación
educacion.ambiental@danone.com
Turismo
turismo.villavicencio@danone.com
Parador Villavicencio
parador.villavicencio@danone.com
 
 
 
 

Danone
Agua Mineral Villavicencio
Vida Silvestre
Red Arg de Reservas Naturales Privadas
H4H